VISITA MIS GALERíAS DE:





miércoles, 5 de octubre de 2011

LA NATURALEZA ES SABIA

Perdón, muy sabia, acaso alguien cuida estas magníficas y preciosas florecillas que crecen salvajemente en nuestros campos y montes. Ningún ser humano las siembra ni abona, ellas crecen solas, con la protección de la naturaleza y nada mas, cumplen su función en el ecosistema dando alimento a ciertos insectos, y estos a su vez colaboran con la polinización para ayudar a la reproducción de la especie.